Wild Card

Wild Card - Lora Leigh La trama es un re-contra novelon, tan ridícula que a veces me daba un poco de vergüenza ajena.

Sin embargo, las escenas eróticas son geniales; están a la altura de autoras como Kayla Perrin y Shayla Black; es decir, sin el sentimiento -y a veces poesía- que le sabe escribir Megan Hart pero por suerte sin la poligamia y el voyeurismo que le suelen dar Maya Banks u Opal Carew (solo lo aclaro con ese "por suerte" porque las dos ultimas no son de mi estilo).

Un romance sin sorpresas pero con mucha sensualidad.