Here on Earth

Here on Earth - Alice Hoffman Cumbres Borrascosas en el presente y con el punto de vista exacto .

Vayamos al grano ...

A la novela de Alice Hoffman , que es una visión moderna sobre el clásico de Emily Bronte .

Y acá está March Murray (Cathy Earnshaw) , y su hija Gwen (Cathy Linton-Heathcliff) volviendo a Fox Hill (Cumbres Borrascosas) sólo por un funeral , pero también por el motivo oculto de la madre de volver a ver a quien ha herido en el pasado . Y quién más puede ser que Hollis (Heathcliff) , que la ha esperado toda su vida , demasiado orgulloso para buscar pero sí demasiado malvado como para sentarse a esperar .

Ahí comienza HERE ON EARTH .

Alice Hoffman es una de las pocas autoras que ha entendido realmente la naturaleza de Heathcliff , la única quizá (de las que leí , obvio ) que ha comprendido porqué el personaje actúa como lo hace y cómo se portaría realmente en el día de hoy . Y Más bien , como lo veríamos hoy las mujeres . Porque Hollis no es más que un abusador , un hombre que escapa a la cordura y no ve más allá de tener y tener sin prestar . Ve las cosas como posesiones a conseguir y a la mujer que ama como una cosa , siendo el resultado de esa manera de verla , lo que los llevará a los dos a un futuro deprimente y solitario para ambos .

Hollis es el psicópata en el que pensamos cuando se habla de violencia de género y sus hechos son imperdonables .

Cuando Emily Bronte escribió Cumbres Borrascosas , nunca fue su idea que Heathcliff fuera tratado como lo fue (ese ídolo Byrónico que enternece a las mujeres ) . Lo demuestra en su novela , pero la mayoría parece haberse olvidado que era él quien cagaba a palos a Isabella , a su hijo , a Hareton y a Cathy Linton . Todos se olvidan de la segunda parte de Cumbres . Parecen querer quedarse con la muerte de Catherine Earnshaw y dejar de lado el acabóse que viene después . Y siendo así , todas las lectoras son como la soñadora Isabella Linton , o como las amantes de Hollis y , más que nada , como la lectora de trece años que pensaba que el amor estaba en la violencia .

EN Here on Earth no hay grises . Las cosas son como son . La violencia no es pasión y Hollis no es un héroe romántico , y esta es una de las pocas autoras que supo retratarlo con realidad , con una prosa que es un deleite para los ojos y la mente ; con profundidad y sin el romance idiota que todas le adjudican a el pasaje oscuro de Cumbres Borrascosas pero que nunca existió .

Recomendado para mujeres realistas ... y para las románticas incurables también ...