The Kept Woman

The Kept Woman - Karin Slaughter
"...badness doesn’t come all at once. The dominoes fall over time. You hurt someone by mistake and they let you get away with it. Then you try hurting them on purpose and they still stick around. And then you realize that the more you hurt them, the better you feel. So you keep hurting them, and they keep hanging on, and the years roll by and you convince yourself that the fact that they still stand by you means that the pain you cause is okay.

But you hate them for it. For what you do to them. For what they do to you.
"


Buen manejo del suspenso (con un par de giros bastante interesantes); un desarrollo de sus personajes que se mantiene fiel a la personalidad de cada protagonista a lo largo de la historia (aunque esperaba un poco más sobre Faith) y, como de costumbre, bien escritos los cambios entre puntos de vista. Es fácil distinguir un personaje del otro (en esta ocasión, las voces principales son Will, Sara, Faith y Angie.) y eso es algo que no muchos autores logran.

Ahora, a lo más importante...

Angie es a veces monstruosa, a veces insoportable; a veces genera una fascinación morbosa leer los diálogos chocantes y las palabras hirientes para con su marido. Es la villana en la vida de Trent, el motor que genera conflicto tras conflicto; la mala espina que el personaje principal tiene que arrancarse para poder superarse. Angie es casi un cliché. Al menos si se la deja sin analizar, si sólo se la lee superficialmente.

Casi, porque no es un recurso, ¿no? Genera aversión el 90% de las veces que se hace presente (al menos así me pasa a mí.)

No esperé sentir simpatía ni compasión por semejante personaje. Pero acá estoy, sentimientos encontrados y todo, pues todo su punto de vista fue atrapante, sus monólogos internos entre graciosos y deprimentes. Si Angie tuviera una propia serie dedicada sólo a ella y a sus tejes y manejes (dejando a Will en paz de una puta vez, claro), me la leería en una sentada.

Un gran personaje para odiar. La antiheroína típica, aquella sobre la que no suele leerse nunca (no en mujer, pero si en hombres, a montones) pero que hace mucha falta en novelas de cualquier tipo.

Siempre es gratificante encontrarse con una buena villana-no-del-todo-villana.


En fin, por encima de todo, esta lectura me resuena a esa canción y su 'negotitate between love and hate'- capaz más hate que otra cosa, o un punto intermedio entre los dos. Angie sobresale en la trama, para odiarla o simpatizar con ella, pero es la que, a fin de cuentas, pone la sal en la herida, quien lleva el conflicto cual titiritera. Y el papel le sienta bien.